La Columna Francesa: No tenga miedo del diálogo democrático, tenga miedo del caos

0
987

¿Qué pasa en mi país? Estamos en pleno alboroto. El caos como objetivo.
Es posible que estemos viviendo en estos tiempos tamaña perturbación de los ánimos en la Argentina.
Hace un tiempo atrás decía: ¡¡¡es la Política Estúpidos!!! Y lo seguiré sosteniendo.
Presidente Macri despierte antes que sea tarde.
Yo deseo y quiero que el gobierno termine su mandato en el 2019. También deseo su reelección. Pero, así como vamos no llegamos a ese objetivo.
Es necesario que entienda que el país está siendo incentivado otra vez al caos. Si, amigo Macri, al caos; fuerzas que no llegarían al gobierno por elecciones libres, desean que Ud. No continúe en el gobierno.
Lo de Sobrero el otro día no fue una salida de cadena. Como no lo fue aquello de “Macri Dictadura”. Ni aquello del ex Juez de la Corte actual Juez de la Corte Interamericana …Ni lo de “Macri gato” o la “Patria está en Peligro “del pasado 25 de Mayo.
Tampoco está fuera de esta sinergia aquello de no trasladarle el poder el 10 de diciembre del 2015.
Esto está orquestado. Esto está armado, amigo Macri.
Es necesaria la política para articular acciones que desarmen está conspiración.
¿No le parece extraño que una vez más los argentinos estemos presos entre el egoísmo y la codicia de algunos sectores y la solidaridad y las ganancias?
¿Es posible que el agro al que le devolvieron equilibrio, hoy se niegue a poner en el fondo común de los argentinos algo más del aporte que hacen?
¿Que el sector financiero que ha hecho importantes ganancias en estos años conspire en operaciones de caos con el dólar?
¿Que los empresarios no contribuyan con mayores inversiones?
¿Que aquellos argentinos que tienen inversiones en otros países y ganancias en otros desarrollos, no se sumen al esfuerzo que el gobierno realiza? Más de 280.000 millones de dólares están en el exterior rodeados de codicia y egoísmo.
Sindicalistas ricos con sindicatos fuertes y obreros pobres que no contribuyen al desarrollo de políticas activas para generar más trabajo y al propio tiempo implementen paros generales con lo que significan en pérdidas para todos.
¿Que la Iglesia denuncie falta de políticas sociales una vez más, porque no pueden esconder su enojo por la Ley del aborto? ¡Es la misma Iglesia que sostenía Cuiden a Cristina!, mientras nos robaban la dignidad y la libertad.
Yo siento, Presidente Macri, por haber vivido en primera persona la renuncia de un gobierno elegido por más de 10.000.000 de argentinos, que aquella vez (2001) no lo logramos.
Honestamente siento que no se hace nada o poco por evitar estos detalles que nos hacen vivir en un caos.
Mire, Presidente Macri, tengo una madre que está pronto a cumplir 90 años; Sabe qué? lo voto con esperanza.
Todos los días hablo con ella y todos los días la veo alborotada, enojada. Lo ve aislado de los problemas, rodeado de jóvenes inexpertos que descreen de la política a la cual le agregan “vieja”, pero en verdad lo que sucede es que no consiguen comprender “la nueva”.
Yo le aseguro pertenezco a la vieja política. Creo en el diálogo democrático. Creo en los consensos. Pero creo que hay que hacerlo cara a cara y a la luz del día.
Debe arrancar, Presidente Macri, con el diálogo. Debe auscultar el descontento en la propia tropa y en la ajena. Debe hacer un esfuerzo más del que ya está haciendo. Hable con todos aquellos que están fuera del túnel: Porque el poder construye a los Presidentes.
No basta con timbrear al ciudadano. Haga lo que no hizo nadie. Vaya al Senado júntese con los senadores propios y los de la oposición. A la luz del día. Vaya a la Cámara de Diputados y hable con todos. Además de los Gobernadores. Cuéntele que no quiere el caos. Cuéntele que quiere un país en paz y en desarrollo. Cuéntele como recibió el país. Cuéntele que no quiere hegemonía PRO, sino Unión de los argentinos.
Ayude a mi mamá para que siga con esperanza; y a tantos argentinos y argentinas que están sintiendo que colisionaron con Ud
Llame a la concordia y a la Unión de los argentinos. Cuéntenos de una vez como recibió nuestro país y qué debemos hacer todos para arrancar, de una vez por todas, de la decadencia que vivimos.
Mire, yo soy un optimista por naturaleza. Soy radical. Siento que cometimos muchos errores y aciertos en nuestra vida y en nuestra historia. Pero quiero que sepa que los radicales aprendimos de nuestros errores. Quizás sea esa la razón por lo cual usted es el Presidente.
Pero, así como aprendimos quizás estemos en el mejor momento para ofrecerle un consejo: Cambie Macri. Cambie ministros que no estén dando en la tecla. Ponga gente de la política en serio. Convoque al partido radical a la Coalición Cívica, al Pro y discutan. Y luego de alcanzado el consenso entre la Coalición de gobierno, salgan al ruedo a estructurar el consenso con la oposición.
Nadie es dueño de la única verdad. Pero si se siente sólo, no lo crea. La verdad está afuera. Búsquela. Porque cuando el caos se desarrolla y empiezan sus consecuencias, será muy tarde, mi amigo Macri.

Juan Pablo Baylac

La Columna Francesa

No hay comentarios