La Columna Francesa: la carta de alguien que trabajó a su lado

0
1514

Nueve años sin Raúl Alfonsin. Homenaje a un demócrata cabal.

Hoy 31 de marzo se cumplen 9 años del viaje a la eternidad de Raúl Alfonsin, presidente electo en aquel glorioso y lejano 30 de octubre de 1983.
Como se lo extraña, pero sus ideas siguen vigentes en estos tiempos.
Este amigo supo imprimir en nuestro espíritu la lucha de la sociedad moderna por la libertad y por la igualdad.
En su impronta como ciudadano de la política tenía clara la idea antropocentrica que la medida de todas las cosas era el hombre.
Que la democracia no sólo era una forma de gobierno, sino que era un sistema de vida. Que la paz entre los pueblos era el modo de crecer y desarrollarnos en armonía.
Que la solidaridad era una virtud irrenunciable.
Recuerdo cuando fue a una reunión de la Internacional Socialdemócrata en España y planteo aque concepto suyo de la Globalización con solidaridad, porque sino se lograba de esa forma la distancia entre las naciones del orbe se iba a agudizar.
Reivindicaba a los partidos políticos como los instrumentos de organización de la sociedad detrás de ideas, y no de hombres.
Creía en la Unión nacional como forma de resolver los conflictos, y reparar las injusticias y vertebrar la Nación .
Lucho incansablemente por la vigencia de los derechos humanos de primera, segunda y tercera generación.
Creía en el diálogo democrático y en las búsquedas incansable de consensos para acelerar los cambios que demanda nuestra sociedad.
Como se lo extraña hoy.
Nos convencia con su ética de las ideas y de las responsabilidades.
Hizo un culto de la política y la entendía como “el arte de lo posible y de lo necesario”.
Comprendía al otro, y le brindaba espacio para disentir y consensuar.
Estoy convencido que Alfonsin estará en el Olimpo de los grandes hombres que construyeron nuestra nacionalidad.
Sin duda muchos no lo comprendieron, pero no me cabe duda que la historia en un futuro lo rescatara en su importancia y en su contexto.
Con Alfonsin se podía disentir, se podía discutir amablemente y casi siempre lograba convencerte del mejor camino.
Tuve el honor de ser su amigo 50 años de mi vida, trabaje incansablemente a su lado . Es mucho para una vida pero tan poco para el significado histórico que tendrá su figura en la historia Argentina.
Te extrañamos Raúl, como necesitamos esa guia en estos Tiempos, para acometer las nuevas utopías de la humanidad.
Sabes, me pregunto si hubieras estado en Gualeguaychu cuando el radicalismo habilito el acuerdo electoral que significo Cambiemos que hubieras apoyado?.
Y no me cabe duda que hubieras puesto tu voluntad al servicio de Cambiemos.
Pero claro hubieras exigido algunos instrumentos para ese episodio de la historia. Seguramente hubieras exigido un gobierno de coalición de partidos. Un programa común con las líneas directrices para reparar la Nación y por último participar en la toma de decisiones del gobierno no en gobernar.
No se hizo. Pero el gobierno tendrá que escuchar las grietas que se están formando, para corregir en tiempo y forma lo que no se hizo.
Porque la esperanza popular del 2015 no debe ser empañada por los hombres y mujeres que gobiernan . Pero la negativa a conformar un gobierno de coalición no es una virtud, es un error.
Vaya entonces este humilde y sentido homenaje a un gran ciudadano cuyas ideas mantienen vigencia en nuestros días. Raúl cumpliste en vida con honor y honra.
Dr. Juan Pablo Baylac

No hay comentarios